La Virgen del Rosario y Santa Rosalía volvieron a recorrer las calles de Gines dos años después

La Hermandad del Rosario y Santa Rosalía realizó este domingo su salida procesional por las calles de Gines, donde fieles y devotos pudieron disfrutar, dos años después de su última salida, del momento más esperado de las fiestas rosarieras de la localidad.

Tras la cruz parroquial, abría la comitiva un grupo de pequeñas anacoretas al modo de la Santa de Palermo. En la procesión participaron también representantes de las distintas hermandades locales y del Ayuntamiento, presente a través del Alcalde, Romualdo Garrido.

En esta ocasión, la procesión de Nuestra Señora del Rosario y Santa Rosalía se llevó a cabo no en sus habituales pasos procesionales, sino en andas, que fueron portadas por los hermanos costaleros mientras todos los presentes rezaban el Santo Rosario. Además, ambas imágenes estuvieron acompañadas musicalmente por la Coral Ensemble Toranzo, de Sevilla, que prestó sus voces para realzar más si cabe la vuelta de las procesiones a las calles de Gines.

La comitiva discurrió por las calles Conde de Ofalia, Alcalde José Antonio Cabrera, Blas Infante y Plaza de Santa Rosalía, continuando después por Juan de Dios Soto y la calle Real.

Ya en el tramo final de la procesión, Santa Rosalía y Nuestra Señora del Rosario hacían su presentación en la Casa de la Hermandad Sacramental, donde podía verse un bello altar presidido por la imagen de Santo Domingo que puede verse habitualmente en la ermita de Santa Rosalía, en alusión a la importancia del fundador de los dominicos como difusor del rezo del Santo Rosario.

A continuación, la comitiva llegaba a la Casa de la Hermandad del Rocío, que mostró para la ocasión la carreta del Simpecado totalmente engalanada y presidida por una bellísima imagen de la Virgen del Rocío de cerámica con más de 100 años de antigüedad y obra de la prestigiosa casa Mensaque.

Minutos después, y tras pasar por la Plaza de España, la procesión hacía su entrada en el templo parroquial tras el rezo de las letanías, poniendo fin así a una jornada en la que, después de muchos meses, se recuperaba el culto público en la localidad.

(Visited 2 times, 1 visits today)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies